Arturo Francisco Acebal Idígoras


“Mi estética, (…), no pretende ni impresionar ni estar a la última moda, sobre todo si se tiene en cuenta que es este un género de arte donde hay tanto por hacer.”

"para apreciar mejor mis trabajos como ceramista, es conveniente conocer mi pintura y saber de mi dedicación a la escultura".


Nace un 24 de Julio de 1912 en Tres Algarrobos, localidad próxima a Buenos Aires (Argentina).

En 1919, su familia, de ascendencia vasco-santanderina, se establece en Bilbao, sólo tiene siete años de edad.



Comenzó a dibujar con el profesor Manuel Urquijo, en Castro Urdiales.
En 1925 trabaja como aprendiz en el taller del escultor Serafín Basterra en Bilbao y posteriormente con los hijos de este Manuel e Higinio.
En 1928 colabora con el escultor Quintín de Torre
Al mismo tiempo, y durante once años, desde 1925 a 1936 estudió y trabajó en la Escuela de Artes y Oficios de Atxuri, Bilbao, teniendo como profesores a Ángel Larroque e Higinio Basterra
En 1930 conoce a Gustavo de Maeztu, siendo su anfitrión en el ambiente artístico de Bilbao.



La Guerra Civil española le obligó a exiliarse en 1937 .
Se establece en Buenos Aires, Argentina donde permaneció once años, hasta 1948, dedicándose a la pintura.


“Paisaje" Óleo sobre lienzo 78 x 101 cm.


En 1948 se establece definitivamente en Bilbao.
En 1964 funda el grupo "Arte Actual", junto a Isabel Krutwig, José Barceló, Carmelo García Barrena, Luís Soriano, Javier Urquijo e Ignacio Urrutia,
En 1966 funda el grupo "Bilbao", junto a Santafé Largacha y Barreiro Bengoa.






Acebal Idígoras ceramista

En 1949 desarrolla los primeros trabajos en cerámica, influido por la amistad con el ceramista de Ondarroa Bikandi, compañero en Paris de Paco Durrio,
En 1951 expone por primera vez cerámica en la sala Arte de Bilbao.
A juicio del crítico de arte Castro Arines
La cerámica de Acebal Idígoras es fuerte, enérgica, sencilla, honda y dramática.





El vigor y la belleza formal resumen su amplia capacidad artística proyectada sobre su cerámica, diferenciada de la técnica artesanal.




Realizó gran número de piezas en un pequeño horno eléctrico de baja temperatura, que le "permite mayor gama de colores y delicadeza estética".




También empleó el refractario y la alta temperatura de los hornos industriales, modelando figuras, relieves y algún mural,
Durante más de un cuarto de siglo cultivó una cerámica-escultura sobria en la técnica.

Sus motivos escultóricos más habituales eran
Cabezas y figuras femeninas,
Tipos vascos,
Deportes y juegos populares,
Jarrones, vasijas,
Relieves y murales en cerámica esmaltadas, donde se abunda una iconografía popular vasca.




En sus piezas se pueden apreciar cualidades escultóricas, también se pueden valorar las condiciones pictórico-plásticas del artista en la gama de matices, la variación de los tonos y la pigmentación de las coloraciones. En su obra cerámica confluyen la pintura, la escultura y la cerámica.


Últimas exposiciones

En 1977 tuvo lugar en la galería Windsor Kulturgintza de Bilbao, una de sus últimas exposiciones, Acebal Idígoras presentó obras en bronce, porque desea que su obra permanezca.

“Maternidad” 1965 Bronce - 34 x 20 x 27 cm.



En 1977, Falleció en Castro-Urdiales a los 65 años de edad.


“Arrantzal" 1972- Bronce patinado. 51 x 30 x 20 cm.







.............................................