VARIOS


Biennale di Firenze 2011
Hay cosas, demasiadas cosas ya, que producen vergüenza ajena.

Recientemente hemos sido testigos de cómo a un viejo conocido, conocido por sus malas artes, que incluyen todo lo que a ud. se le pueda ocurrir, ha sido apoyado por las instituciones políticas locales y el dinero público para concurrir a un certamen cuyo prestigio y relevancia están a la altura del personaje que averguenza.

Muestra suficiente es la foto que aquí se muestra.

Una obra de Frank Ghery, Wiggle Chair, realizada en 1972 y a su lado la premiada en esta vergonzosa bienal.

a la izquierda el original, a la derecha ...  el plagio


Sobran los comentarios.

El plagio, la copia, la imitación salta a la vista, hasta hace daño.

Quienes conocen al vergonzoso autor del plagio y su trayectoria,  ni siquiera se molestan, ni se sorprenden  por lo ocurrido, lo ha hecho tantas veces! .....
nos encontramos ante un artista ... de las malas artes, un ejemplo neto de caradura integral.

Son los tiempos que corren, no muy diferentes a otros pretéritos, donde el pillo, el pícaro, … encuentra bien su lugar y su perfecto acomodo entre la corrupción, la ignorancia y la mala fe.



durante estos días estamos siendo desafortunados testigos de cómo a este pícaro timador le dan espacio y cobertura las instituciones políticas de Bizkaia y CAV junto con sus voceros mediáticos-prensa etc.-

y de nuevo podemos comprobar el plagio grosero que realiza este caradura

aquí una obra de Frank Gehry
y en la exposición del imitador-timador en Bilbao estos días vemos cosas similares